Noticias

¿Sabes mandar?

¿Sabes mandar?

¿Sabes mandar?

A todo el mundo le gusta mandar sobre los demás, pero ¿realmente estamos preparados para hacerlo? ¿Sabemos hacerlo? El mandar puede decirse que es la autoridad puesta en acto. En las empresas generalmente tienen jefes de departamentos y jefes superiores que ejercen un mandato con respecto a los niveles inferiores de jerarquía en el trabajo. En BonusCursos vamos a dedicar este post a la importancia del mandato y las clases de mandato que hay.

El mando es la autoridad compulsiva para requerir acción a los subalternos inmediatos. Es la función de poner en acción la política de la organización y hacerla eficaz. El mando administrativo tiene un propósito que consiste en transmitir a otros las decisiones, cuando la administración requiere de la ejecución de una tarea o la adopción de un comportamiento específico.

El mando también se puede ver como un servicio. El administrador debe de tener el oficio de mandar, la profesión de dirigir, la misión de ser guía y satisfacción de servir. Este debe de sentirse al servicio de algo más allá de uno mismo, tener el apetito de poder pero con espíritu de servicio.

Elementos del mando:

  1. Determinar lo que se debe hacer a través de una función directiva.
  2. Establecer como debe hacerse a través de una función administrativa.
  3. Vigilar que se haga lo que se debe hacer a través de una función supervisora.

El mando se ejerce a través de tres formas:

  1. Órdenes
  2. Instrucciones
  3. Asignaciones

El hecho de mandar es muy complejo, ya que la función del jefe es muy compleja por sí misma, le corresponde el papel principal como:

  1. Determinar el objetivo, establecer la razón de ser de la empresa
  2. Fijar el mecanismo que debe conducir al objetivo propuesto.
  3. Reunir y analizar la información que pueda aclarar la situación.

En la empresa existe un tipo de mandato que no se ejerce de forma directa, se trata del mando intermedio. Los mandos intermedios en cualquier empresa, son una pieza clave para el desarrollo de la misma, son los que tienen una relación más estrecha con los empleados y los que se encargan de motivar y transmitir las indicaciones a los trabajadores que ejecutan la labor directa a la que se dedica la entidad. De ellos depende en gran medida el que se ilusione para participar e implicarse en el desarrollo del trabajo final.

Las cualidades que tiene que tener un mandato intermedio son:

  1. Capacidad de trabajo, ya que muchas veces va a tener que soportar más carga de trabajo que otros miembros del equipo.
  2. Soportar la presión, estar a las circunstancias si ocurre algún conflicto o imprevisto en el área que se ocupa.
  3. Liderazgo, tener capacidad de que le sigan, que le respeten y que le tengan en cuenta.
  4. Resolutivo, tener capacidad de tomar decisiones.
  5. Comunicativo.
  6. Discreción, ser responsable con la información que maneja.
  7. Delegar.
  8. Organizar, saber organizar tareas por áreas y prioridades, de tal forma que dependiendo de quién quieres delegar le darás una tarea u otra.
  9. Cooperar con otros miembros de la organización.

Si crees que sí serías un buen jefe, ten en cuenta que al principio deberás empezar desde abajo. Por ello, BonusCursos te ofrece el Curso Online de Habilidades Directivas.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × cinco =