Bonus Cursos, Noticias

Erotismo en la maleta

Erotismo en la maleta

El “Tuppersex” es una moda que comenzó en EEUU hace ya más de 10 años y rápidamente se ha extendido al resto del mundo.

Todo comenzó con la marca de recipientes herméticos “Tupperware”. Ellos fueron los pioneros en la venta a domicilio para las mujeres de la época que eran las encargadas de la casa.

La venta a domicilio pronto se popularizó y se convirtió en una muy buena forma de hacer negocio, y una forma muy cómoda para las mujeres de adquirir los productos que necesiten sin necesidad de buscar por las distintas tiendas de la ciudad.

Hoy en día hay muchos productos que se venden a domicilio, desde aspiradoras, seguros, productos de cosmética, etc.

Este tipo de productos se podrían adquirir en una tienda sin ningún problema, pero a la hora de comprar juguetes sexuales o diversos accesorios para el uso en pareja o para uno mismo/a, es muy probable que la gente, sobre todo las mujeres, se sientan cohibidas con la situación. Gracias a eso nació el “Tuppersex”. Las estadísticas revelan que las mujeres son las compradoras del 60% de los juguetes eróticos.

La mujer compra productos para la vida íntima porque se da cuenta de que es por el bien de la pareja. Somos más curiosas, de mente abierta y precursoras de tendencias en la relación.

Consiste en la venta a domicilio tanto de juguetes para adultos, como de accesorios, prendas íntimas, lubricantes… todo lo necesario para mejorar las relaciones sexuales o añadirles un toque picante.

Las vendedoras portan sus productos en una maleta llena de erotismo y sensualidad para mejorar nuestros momentos íntimos y personales.

Se organizan con el mero objetivo de divertirse, enseñar y transmitir aquello que se sabe sobre sexo en un ambiente distendido y de confianza, y poder adquirir productos sensuales en la intimidad del hogar

Hoy en día existe una increíble cantidad de productos para usar en la intimidad: perfumes con feromonas, lubricantes y geles de masaje comestibles de diversos sabores y olores, chocolate para pintarse el cuerpo, anillos vibradores de distintas formas y tamaños, todos ellos ideados para hacer salir de la rutina a la pareja.

Las reuniones se realizan en casa de una anfitriona, la cual invita a sus amigas ya que se hacen reuniones grupales de entre 6 y 16 personas aproximadamente; si son más personas es difícil mantener un buen ambiente, y si son menos sería más difícil conseguir el número de ventas necesarias para que nos saliera rentable la visita.

A través de BonusCursos puedes conseguir los conocimientos básicos en cuanto a sexología para asesoras Tuppersex , estos pueden resultar de mucha utilidad si tienes pensado dedicarte a la venta de material erótico.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + diez =